28/05/2024

Brasil Argentina Portal de Integração

Ordem Progresso União e Liberdade

Martín Guzmán busca un acuerdo con el FMI «que no obligue a ajustarse el cinturón»

4 minutos de lectura
El diario financiero afirma que la vicepresidente Cristina Kirchner se opone a los recortes de gastos y eso genera divisiones en el Frente de Todos.

El influyente The Wall Street Journal publicó un extenso artículo en su edición de hoy en el que analiza la desafiante situación económica argentina y la estrategia que está llevando adelante el ministro de Economía, Martín Guzmán, para alcanzar un acuerdo con el FMI, que implique refinanciar la deuda de US$ 44.000 millones que el Estado mantiene con ese organismo.

Los principales párrafos del artículo, a continuación.
– Con Argentina quebrada, el ministro de Finanzas Martín Guzmán está presionando para que en mayo se llegue a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional para pagar 44.000 millones de dólares en deuda. Para lograr el acuerdo, Guzmán le aseguró al WSJ que reducirá lel enorme déficit fiscal. Guzmán dice que su plan no llega a las draconianas medidas de austeridad que el FMI impuso con otros gobiernos. «Estamos utilizando las negociaciones con el FMI como una oportunidad para tratar de romper con los patrones del pasado», dijo Guzmán.
– Lo interesante es que tanto Guzmán como el presidente Alberto Fernández pertenecen a un partido que durante mucho tiempo ha criticado al FMI, culpándolo de los problemas de Argentina. Y se enfrentan a un oponente formidable dentro de la coalición peronista gobernante que está organizando a los legisladores contra las políticas de ajuste del cinturón del FMI.
– “Aquí, la actividad económica está impulsada por la demanda. Y no hay otra forma de estimular la demanda que a través de salarios, pensiones y precios accesibles de alimentos ”, dijo la vicepresidente Cristina Kirchner en Twitter. “Les digo a todos: todos los que tienen miedo, o que no tienen el coraje, hay otras ocupaciones además de ministros o legisladores”.
– Un acuerdo entre la administración y el FMI requerirá la aprobación del Congreso. Dado que la señora Kirchner preside el Senado, su consentimiento es fundamental.
– Guzmán restó importancia a la amenaza que representaba. “La coalición trabaja en conjunto, con una visión compartida”, dijo.
– Pero Argentina tendrá que frenar el gasto o aumentar los ingresos. Guzmán planea reducir el déficit presupuestario este año a alrededor del 6% de la producción económica anual, desde el 8,5% en 2020.
– Guzmán dijo que el enfoque gradual para estabilizar la economía tiene como objetivo estimular el crecimiento al reducir la inflación en aproximadamente cinco puntos cada año. El aumento de los ingresos del gobierno reduciría la dependencia de la impresión de dinero para cubrir los gastos, lo que alimenta la inflación y encarece las deudas en dólares. La inflación alcanzó el 36% en 2020.
– Los economistas se muestran escépticos de que Argentina pueda generar ingresos. Y dicen que es necesario deshacerse de los subsidios y los controles de precios.
– Argentina reparte subsidios a empresas eléctricas, proveedores de gas para calefacción y empresas de transporte público para compensar los bajos precios que se ven obligados a cobrar. Los subsidios a los servicios públicos aumentaron al 2,3% del producto interno bruto el año pasado desde el 1,6%.
– Las encuestas muestran que los argentinos están cada vez más descontentos con el gobierno de Fernández, habiendo soportado uno de los bloqueos más largos del mundo después de una década de alta inflación y tres años de contracción económica.
– La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, ha dicho que el «compromiso del FMI continuará el tiempo que sea necesario para que Argentina tenga claros sus objetivos a mediano plazo».
– «Lo que complica las cosas es la política», dijo Mohamed El-Erian, asesor económico en jefe de Allianz SE y presidente del Queens ’College, Cambridge.
– “No está claro que la coalición gobernante tenga un plan para el país”, dice Héctor Torres, ex director ejecutivo del FMI. «Lo que está claro es que tienen un plan para retener el poder».
– La facción de la señora Kirchner probablemente frustraría cualquier acuerdo que pudiera socavar su intento de asegurar el control de la cámara baja del Congreso, dijo Eduardo Levy Yeyati, decano de la Facultad de Gobierno de la Universidad Torcuato di Tella en Buenos Aires.“Son extremadamente influyentes y probablemente detendrán cualquier medida de ajuste fiscal que crean que entra en conflicto con su objetivo político”, concluyó.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Fuentes ARG,Fuentes ARG