13/04/2024

Brasil Argentina Portal de Integração

Ordem Progresso União e Liberdade

Sergio Massa en campaña promete más "Plan Platita": dice que bajará Ganancias a 900.000 trabajadores

3 minutos de lectura
El ministro evalúa enviar un proyecto al Congreso en los próximos días. La oposición lo desafió a presentarlo antes de las elecciones y el sindicalismo sumó presión.

Sergio Massa eligió el Congreso como uno de los principales campos de la batalla electoral. Después de presentar este jueves un proyecto para que las empresas contraten nuevos empleados e incorporen desocupados con planes sociales a cambio de amplios beneficios fiscales, en las próximas horas se dispone a enviar una iniciativa para eximir a los trabajadores del pago del impuesto a las Ganancias.
La idea es elevar el monto mínimo a partir del cual se efectúan retenciones, de modo tal que solo sea alcanzado el 10% de 1 millón de trabajadores y queden excluidas unas 900.000 personas. Un cambio que representará un incremento del salario en los sectores con mejores ingresos y podría implicar una reducción de 1 punto del PBI de la recaudación.
«Si soy presidente no van a pagar el impuesto a los trabajadores, yo no soy como Macri, arrancamos modificándolo desde 2,4 millones, lo planteé desde el Congreso, volví desde el Ejecutivo y dentro de poquito voy a mandar una ley con el tema de Ganancias», anticipó el miércoles en C5N, y agregó que «por ahí, (lo presento) antes» de las elecciones generales del 22 de octubre.
El candidato por el oficialismo retomará así una de las herramientas con las que supo presionar a su antecesor Martín Guzmán para que subiera el piso salarial a partir del cual se tributa el gravamen, cuando presidía la Cámara de Diputados, y que luego continuó utilizando desde el Ministerio de Economía, a través de decretos, como el que ordenó en agosto subir ese umbral a $ 700.000 y se concretó en septiembre.
Según pudo saber Clarín, Massa trabaja en el proyecto con el titular de Aduana, Guillermo Michel, el cerebro detrás de las exenciones implementadas en los últimos años. Como el mínimo no imponible se actualiza en forma automática por el RIPTE, en general por debajo del IPC, el Gobierno hizo cambios indirectos por decreto para evitar que más trabajadores fueran alcanzados por el efecto inflacionario.
El sistema de revisiones vigente comenzó en 2021, cuando el Congreso subió por ley las deducciones. Esos cambios redujeron los empleados con retenciones de 2,4 millones a 800.000- y habilitaron al Ejecutivo a hacerlo por decreto. Así, en septiembre, después de la derrota en las legislativas, el Gobierno volvió a incrementar el monto exento y lo siguió haciendo hasta la actualidad.
Ahora, si bien desde Economía aseguran que hay «tener paciencia», la intención es presentar la iniciativa a más tardar la semana próxima, justo cuando se conocerá el dato de inflación de agosto y que en el propio gobierno estiman que podría marcar hasta un 12%. Massa lo estuvo conversando el lunes con el titular de la Bancaria, Sergio Palazzo, a quien le pidió el proyecto que presentó el año pasado.
La iniciativa del diputado cercano a Cristina Kirchner prevé deducciones que eximen a las remuneraciones brutas de hasta 10 salarios mínimos o a cinco canastas básicas, lo que en julio representó un piso salarial de $ 1,2 millón. Massa podría hacerlo por decreto, pero el proyecto legislativo le permitiría dificultar su eventual derogación y la vez forzar a que la oposición fije una postura.
En las últimas horas, el debate se recalentó con la intervención de la candidata presidencial de Juntos por el Cambio, Patricia Bullrich, quien desafió a su rival por las redes: «No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy. Ministro de Economía Sergio Massa: ¿por qué no lo hace ahora? ¡Usted es el ministro de Economía!», disparó Bullrich, mientras Cristian Ritondo aseguró que «la votamos».
Desde el oficialismo, Palazzo también intervino en favor de que se trate cuanto antes en el Congreso. «No tiene que esperar a las elecciones, que lo envíe ahora el proyecto que va a encontrar apoyo de los trabajadores y nos va a encontrar movilizados», dijo en la radio el sindicalista, que viene de cerrar una paritaria con un aumento del 75% y sueldos desde $ 400.000.
Massa empezó a recibir presiones internas el año pasado, cuando tuvo que incluir exenciones a los camioneros en el Presupuesto 2023. Luego, los bancarios consiguieron exceptuar adicionales, seguidos por los aceiteros y metalmecánicos. Y en los últimos días, los petroleros de Vaca excluyeron las horas extras y 14.000 trabajadores de YPF quedaron eximidos del pago total de Ganancias.
Fuentes ARG