16/04/2024

Brasil Argentina Portal de Integração

Ordem Progresso União e Liberdade

Mundial de rugby 2023: de Hugo Porta a Joel Stransky y de Jonny Wilkinson a George Ford, los drops que hicieron historia

4 minutos de lectura
Un repaso por los tiros de tres puntos que marcaron huella

LA BAULE-ESCOUBLAC, Francia.
Los tres drops con los que George Ford martirizó a los Pumas representan una rareza en el rugby actual. El drop, el tiro de sobrepique, tan característico de este deporte, ya no se utiliza como estrategia para marcar puntos como lo era antes. Veamos sino el caso de Los Pumas. Si hubo un rey del drop fue Hugo Porta, que todavía está segundo en la lista histórica de máximos anotadores por esa vía, detrás de Jonny Wilkinson. El ex capitán del seleccionado argentino sumó 28 en 66 tests. Un registro asombroso, digno del pie fabuloso del ex apertura. Sin embargo, para encontrar el último drop de los Pumas hay que remontarse a 2018, cuando otro 10 goleador, Nicolás Sánchez, acertó uno en la victoria ante los Springboks, en Mendoza.

Cuando la International Rugby Football Union Board estableció los primeros puntajes, el drop se llevó la mayor valuación, ya que se consideraba que era el más difícil de concretar. Llegó a valer 7 tantos, más que un try convertido, hasta que en 1891 se redujo a 4, puntaje que conservó hasta 1948, cuando bajó a los actuales 3.
El drop es tan antiguo como los test-matches. En el segundo encuentro internacional de la historia, disputado por Inglaterra y Escocia en The Oval, un jugador de cada equipo marcaron los primeros: el inglés Harold Freeman y el escocés Charles Cathcart. Y ese disparo con el pie tuvo también notable influencia en las Copas del Mundo. Dos de ellas se definieron por esa vía, ambas en tiempo extra. En 1995, Joel Stransky les dio el título a los Springboks luego del drop que quizá más altura haya tomado, bien arriba de la Hache del Ellis Park de Johannesburgo. En ese estadio hay cuadro con esa foto y un simple título: “The drop”.
El otro Mundial fue el de 2003, cuando el héroe inglés, Jonny Wilkinson, apertura al igual que Stransky, lanzó el drop que ningún australiano pudo tapar en la noche del Olímpico de Sydney. Wilko anotó en toda su carrera internacional 36 drops en 91 tests con Inglaterra y 6 con los Lions.

El drop de Wilkinson para ganar un MundialEl primer jugador en anotar tres drops en un test fue el francés Pierre Albaladejo, el 9 de abril de 1960 ante Irlanda, por el V Naciones. Arbaladejo, que en total sumó 12 drops en 30 tests, es una de las leyendas francesas, al punto que tiene una estatua en su Dax natal. Lo llamaron “Monsiuer drop”.
Los argentinos, como se apuntó, tienen grandes recuerdos del drop. Desde los tres que acertó Porta en el empate ante los All Blacks en Ferro, en 1985, hasta los tres que clavó Juan Hernández en el Mundial 2007 frente a Irlanda, en el Parque de los Príncipes de París. También en París, Nico Sánchez hizo triplete de drop en la victoria Puma con Francia, en 2014, en el Stade de France. Esa noche, Hernández agregó otro. Fue esa vez la única que el seleccionado anotó cuatro drops en un test-match.
Los cuatro drops de los Pumas contra Francia en 2014

La máxima hazaña del drop la logró el sudafricano Jannie de Beer, nada menos que en Twickenham, cuando en el Mundial 99 eliminó a Inglaterra anotándole ¡cinco drops en 30 minutos! En ese mismo torneo, el australiano Stephen Larkham –fabuloso jugador; no así de Beer, que sí era un gran pateador– clavó un sensacional drop para vencer a los Boks en las semifinales en el torneo que luego se llevaron los Wallabies. También en el 99 y en Twickenham, el francés Christophe Lamaison abrió el camino al histórico triunfo ante los All Blacks con dos drops.
En los Mundiales hubo otro drop muy recordado: el de Rob Andrew en Sudáfrica 95, que significó la victoria para los ingleses sobre los Wallabies y el pase a las semifinales. Un caso curioso es el de los franceses Camberabero. Padre (Guy) e hijo (Didier) anotaron 11 drops cada uno para Les Bleus.
Los drops de Lamaison contra los All BlacksSi hay un país que no siente el drop, es Nueva Zelanda. En los cuartos de final del Mundial 1999, hubo varias situaciones para vencer a Francia por esa vía, pero los All Blacks decidieron seguir buscando el try antes que los 3 puntos que le daban la victoria. Si bien tuvieron a una excepción, un tercera línea pateador como Zinzan Boooke, que anotó 3 drops en 58 tests, hay un dato que certifica el poco apego neozelandés por el tiro de sobrepique: tres de sus máximos goleadores, Grant Fox, Andrew Mehrtens y Dan Carter, suman en total 25 drops en 228 tests, mientras que solo Porta concretó 28 en 66.
Hoy es una rareza ver a algún jugador ejecutar un drop. Lamentablemente para los argentinos, George Ford rompió el molde con sus tres estiletazos en la noche de Marsella.
Fuentes ARG