16/04/2024

Brasil Argentina Portal de Integração

Ordem Progresso União e Liberdade

Javier Milei llamó "fracasados" a 170 economistas

4 minutos de lectura
Milei escribió: "170 economistas fracasados que han sido derrotados tanto en las aulas como en los hechos en la lucha contra la inflación"

En un posteo en la red social X (ex Twitter), al que adjuntó la nota acerca de la carta de 170 economistas contra la dolarización, Javier Milei escribió: «170 economistas fracasados que han sido derrotados tanto en las aulas como en los hechos en la lucha contra la inflación vienen a condenar una solución a la estafa monetaria».

Según el ganador de las PASO del 13 de agosto y candidato presidencial de La Libertad Avanza, «al margen de la deshonestidad intelectual (hablar de dolarización cuando es competencia de moneda), muchos de los firmantes viven de ingresos de fundaciones del exterior y ahorran en dólares, más allá de ser cómplices de la estafa de los políticos y de haber estafado a becarios pesificando sus becas en moneda extranjera ante la devaluación. Repasando la lista me queda claro porqué esquivan el debate ético y moral sobre la existencia del BCRA (robar está mal), más allá de los más que pésimos resultados».

Además, el candidato presidencial antecedió su mensaje invocando Macabeos 3.19, un pasaje del Antiguo Testamento, al que diferentes interpretaciones del hebreo traducen como «En una batalla, la victoria no depende del número de los soldados, sino de la fuerza que Dios da» o «Lo importante no es tener muchos soldados, sino contar con la ayuda poderosa de Dios».

Milei opone así a la masividad de la adhesión de economistas profesionales a la carta anti-dolarización una suerte de alianza con Dios. Los macabeos eran un movimiento judío de liberación que se independizó de Epífanes, un rey griego, en el Siglo II antes de Cristo.

La carta de los economistas recogía cerca de 170 adhesiones. Entre ellos figuran Daniel Heymann, Andrés Borenstein, Bernardo Kosacoff, Daniel Marx, Diego Bossio, Eduardo Levy Yeyati, Federico Poli, Fernando Navajas, Javier González Fraga, Ricardo Delgado, Hernán Lacunza, José Luis Machinea, Marcos Buscaglia, Marina dal Poggetto, Pablo Gerchunoff, Miguel Ángel Broda, Miguel Kiguel, entre muchos otros.

Contra la dolarización de Milei
La carta califica de «espejismo» la propuesta del candidato libertario de dolarizar la economía. La dolarización formal de la economía, dice, «sería una desacertada iniciativa de política para hacer frente a los complejos desafíos con que debe lidiar la economía argentina. Aunque la promesa de contar con una moneda estable ha generado seguramente la esperanza de amplios sectores de la población castigados por la continua erosión del poder adquisitivo de sus ingresos, la experiencia internacional y la propia situación de nuestra economía indican que la propuesta en cuestión está lejos de ser una panacea y que, por el contrario, podría generar múltiples dificultades para nuestro desempeño inmediato y futuro».

Javier Milei llamó «fracasados» a 170 economistas

Además, advierte «obstáculos prácticamente insalvables para su adopción», por la falta de dólares para rescatar la base monetaria y afirma que las propuestas para superar esa carencia «suponen incrementos absurdos de la deuda pública que comprometerían aún más la percepción de insostenibilidad de las finanzas gubernamentales. La única alternativa, entonces, sería dolarizar a un tipo de cambio tan elevado que provocaría una espiralización adicional de la inflación». Provocar una hiperinflación, advierten los economistas, «no parece un comienzo muy auspicioso para ‘estabilizar’ la economía».

El documento insiste que «las alquimias monetarias no son sustituto adecuado de un firme compromiso con el equilibrio intertemporal de las cuentas públicas» y señala que la dolarización «se basa en la fantasía de que -eliminada la posibilidad del financiamiento monetario- el gobierno estará obligado a equilibrar inmediatamente su presupuesto, algo que también desmienten nuestra propia experiencia pasada y, por ejemplo, el caso de Ecuador que ha experimentado ya un par de episodios de default desde que adoptó el dólar como moneda».

Lejos de considerar que la supuesta «irreversibilidad» de la dolarización sea una virtud, los economistas advierten que en caso de fracaso, la reintroducción de una moneda nacional «implicaría la ruptura de toda la estructura contractual de la economía … algo que ningún gobierno democráticamente electo propiciaría, aun cuando ese régimen monetario fuera inconveniente para el funcionamiento macroeconómico. Frente a esa eventual negativa, la proliferación anárquica de cuasimonedas para responder a una crisis de iliquidez se llevaría consigo todo resto de credibilidad del régimen».

Los cerca de 170 profesionales recuerdan que la Argentina ha llegado a la actual situación «por desatender equilibrios macroeconómicos básicos» y apuntando al ejemplo de países que han logrado la estabilidad con disciplina fiscal e integrados al mundo. Por eso, «no permitamos que, por miopía y desesperación, la difícil situación en que nos encontramos nos lleve a tomar un falso atajo que sólo nos conduzca a una nueva y más dramática frustración».

COMEX